Prisión Federal de Alcatraz

La “Prisión Federal de Alcatraz”, también conocida como la “Prisión de Estados Unidos de Alcatraz”, simplemente “Alcatraz” o “La Roca” fue hace algunos años la prisión de máxima seguridad más carismática del mundo. En el artículo de hoy veremos en profundidad todo lo que tienes que saber…

alcatraz web





Breve descripción de la prisión

La cárcel de Alcatraz se ideó con una sola idea, alojar dentro de ella a los presos más peligrosos del momento y a todos aquellos presos problemáticos de otras prisiones.


Es seguramente la prisión más conocida o una de las más conocidas de todo el mundo, sus muros retuvieron a 1.577 de los presos más terroríficos y despiadados de toda América como Al Capone, Robert Stroud (el pajarero de Alcatraz), Rafael Cancel Miranda, Bumoy Johnson, Alvin Karpis, Arthhur Baker,… Además de prisión la isla de Alcatraz contaba con una urbanización para darle vivienda a todo el personal que en ella trabajaba así como a sus familias. 36 presos cometieron 14 intentos de fuga en los 29 años que la prisión estuvo en funcionamiento. De los más celebres son “La Batalla de Alcatraz” y “La Fuga de Alcatraz”. En 1963 Alcatraz estaba enfrentada al gobierno por la fama que le precedía y los altísimos costes de mantenimiento que la prisión, en mitad del mar y bajo la constante presión del fuerte aire y del mar la deterioraban de forma rápida. El 21 de marzo de 1963 Alcatraz cerró sus puertas como Prisión Federal de los Estados Unidos y comenzó su historia y leyenda que la han convertido hoy en día en un museo con más de un millón de visitas cada año.





Si quieres conocer sus inicios, historia, presos, leyendas, reformas,… sobre la prisión de Alcatraz, la más conocida de todo el mundo, continua leyendo este artículo y conviértete en conocedor de todo lo que allí aconteció desde el primer hasta el día de su clausura.

Antecedentes y construcción de la prisión de Alcatraz

La historia de “Alcatraz” comenzó en el año 1860 cuando la construcción que allí había situada por aquellos años fue utilizada como Ciudadela, una ciudadela es una fortaleza que estaba equipada por baluartes y foso (en este caso el foso no era más que el más que la bahía de San Francisco que rodea la isla) que se utilizaba como elemento defensor.

construccion prision federal de alcatraz

El edificio que años más tarde se convirtió en la prisión de máxima seguridad más segura del mundo se construyó entre los años 1910 y 1912. En los primeros años “Alcatraz” fue una prisión militar usada por el Ejército de los Estados Unidos. La “Sucursal del Pacífico de Alcatraz” fue comprada por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos de América el día 12 de Octubre de 1933, a raíz de esta compra la isla de Alcatraz junto con el edificio que en ella había situado se reformó y modernizó el conjunto en todo lo que fue necesario par convertir y satisfacer todas las necesidades que Alcatraz tenía para convertirla en prisión estatal. Esta reforma finalizó en Agosto de 1934 que fue cuando Alcatraz se convirtió definitivamente en prisión y se convirtió en una de las Prisiones de la Oficina Federal de Prisiones.

La obra que se realizó en Alcatraz dejó el siguiente plano de situación

Un edificio de celdas que estaba formado por tres pisos que incluyen los cuatro bloques (Bloque A, Bloque B, Bloque C y Bloque D) junto con el despacho del alcaide, las distintas áreas de visitas, la biblioteca y una peluquería.

Cada una de las celdas que formaban el edificio de Alcatraz medían 2´74 de ancho x 1´52 de largo x 2´13 de alto y no tenían ningún tipo de intimidad entre ellas. El mobiliario de cada una de las celdas de Alcatraz estaba formado por una cama, un escritorio, un inodoro en la parte posterior de la pared, un lavabo y… una manta. Los hombres de color que entraban a Alcatraz eran separados del resto de presos y designados a permanecer en celdas específicas para gente de color, en esos años existía un gran abuso racial.

En el último de los bloques, el Bloque D, era donde se apresaba a los reclusos más peligrosos de todo Alcatraz. Al final del pasillo de este bloque había unas celdas que eran conocidas como “El Agujero”, eran las celdas donde los presos cuyo comportamiento no era correcto se les metían durante un tiempo y que sirviera de castigo, en la mayoría de los casos de forma enormemente agresiva.

En una parte ajena al edificio principal se construyó el comedor y la cocina, allí era donde los presos realizaban sus tres comidas al día. En el piso superior del comedor era donde podíamos encontrar el hospital de la prisión de Alcatraz.

Cada uno de los distintos corredores de la prisión de Alcatraz tenía como nombre una de las principales calles de los Estados Unidos de América como por ejemplo “Broadway” o “Avenida Michigan”.




En la prisión de Alcatraz se podía trabajar durante el día en el “Edificio de Modelos industriales” y en el “Edificio de Nuevas Industrias”, pero no era que estuviera al alcance de todos, solamente podían ser contratados algunos de los reclusos de mejor comportamiento y de los bloques A y B. Se encargaban de proveer a la milicia, coser, trabajos de carpintería, mantenimiento de las instalaciones, lavandería,…

Hoy en día esta popular penitenciaría de Alcatraz es un museo y una de las atracciones turísticas de San Francisco que más visita recibe año tras año con una media de 1´5 millones de personas. Este museo está gestionado por el Servicio Nacional de Parques de Estados Unidos dentro de la Golden Gate Recreation Area. Además, gracias a esa popularidad se realizan trabajos de restauración en todos y en cada uno de los edificios que debido a los fuertes vientos sufren daños mediante la erosión de sus paredes.

Historia de la prisión de Alcatraz

El edificio principal que contenía las celdas es la parte más antigua. En sus primeros años, hacía 1860, fue la Alcaldía Militar y la Prisión ha quien hacía uso de ese conjunto de celdas. Entre los años 1910 y 1912 se construyó un nuevo edificio, el coste de este nuevo edificio fue de 250.000 $ y cuando se finalizó este nuevo edificio tenía unas dimensiones de 152´5 metros de largo. Según se hablaba en aquellos años era en esa época el edificio más largo que se había construido hasta entonces. Este nuevo edificio permaneció inalterado hasta 1933 cuando se decidió que se reformaría, la obra de modernización duro hasta 1934 y en este momento pasó a ser el edificio principal de celdas de la prisión de Alcatraz hasta 1963 cuando el conjunto completo fue cerrado y cesó su actividad por completo.

En la primera reforma de Alcatraz que se comenzó en 1910 varias de las construcciones que existían de la antigua ciudadela se reutilizaron. Por ejemplo la puerta del edificio de celdas que existía cerca de la barbería al final del Bloque A, las escaleras que había fabricadas en hierro en el interior del edificio, grandes bloques de granito que en un principio se usaban como monturas de armas cambiaron su uso y pasaron a utilizarse como mamparos para el muelle y distintos tipos de muros de retención. Una cantidad importante de los barrotes de las celdas de la antigua ciudadela fueron utilizados para fortalecer algunas de la paredes de la prisión, esto, años después ocasionó muchos problemas debido a que estos barrotes se colocaron cerca del borde, allí la erosión del aire salado y del viento durante años provocaron daños estructurales.




Cuando pasaron 80 años de que la prisión fuera inaugurada como prisión militar, tanto la isla como la misma prisión de Alcatraz quedaron bajo el mandado del Departamento de Justicia de los Estados Unidos de América para su uso por la Oficina Federal de Prisiones. La idea de este cambio nació como una herramienta disuasoria que evitara la oleada de crímenes que había en el país, principalmente entre 1920 y 1930. Todos los cuarteles disciplinarios de los Estados Unidos pasaron a ser propiedad del Departamento de justicia el 12 de octubre de 1933 y con ello la isla de Alcatraz pasó a ser el órgano dirigido por el organismo Federal de Prisiones en Agosto de 1934. Esta conversión tuvo un coste final de 260.000 $ y la conversión completa se llevó a cabo en Enero de 1934. El doctor George Hess que hasta entonces formaba parte del Servicio de Salubridad de los Estados Unidos pasó a convertirse en el director médico de la prisión. Además el doctor Edward W. Twitchell en enero de 1934 pasó a ser el consultor psiquiatra de todo el centro penitenciario.

El hospital y sus instalaciones fueron supervisadas por tres oficiales del Hospital de Marina de San Francisco. Este personal, llegado a la prisión de Alcatraz a principios de Febrero, estaba encabezado por Loring O. Mils como oficial mayor. En 1934, más exactamente en el mes de abril, el material viejo y anticuado fue retirado, se practicaron agujeros en el hormigón para la instalación de nuevas celdas, en concreto se instalaron 269 celdas más que fueron construidas con cuatro vagones de aceros que fueron servidos por Obras de Hierro Stewart.




Existe una leyenda que cuenta que durante el traslado de celdas y hierro un cargamento cayó accidentalmente a la bahía de San Francisco a Alcatraz, esta leyenda dice que ese cargamento nunca se recuperó, debido a ello hubo que volver a realizar el pedido.

Se instalaron en Alcatraz dos escaleras más, 12 puertas en los corredores y varias rejillas en la parte superior de algunas celdas… Durante el mes de abril de 1934, más exactamente el día 26 de ese mismo mes, hubo un fuego accidental que derribó el techo y un trabajador que se encargaba de las labores eléctricas fue herido en un pié al caer una alcantarilla de desagüe sobre el mismo.

Se instaló una cerca alrededor de todo el complejo por la Industria de Anclaje de Postes de cerca, se instalaron también luces de emergencia en el tanatorio de Alcatraz y por último Enterprise Electric Works instaló un tablero de operaciones.




En el mes de Junio de 1934 una empresa llamada Corporation Teletouch de Nueva York empezó a instalar en Alcatraz una “pistola electromagnética”, también conocido como un sistema de detección de metales. Los detectores de metales se instalaron en la entrada principal del bloque de Alcatraz donde están las celdas y en la entrada del muelle. Todos los agentes recibieron instrucciones precisas sobre el funcionamiento y el modus operandi de los dispositivos de bloqueo y acceso recién adquiridos. Este nuevo e innovador sistema de la época fue comprobado por la Guardia Costera de los Estados Unidos de América y por la Policía de San Francisco. Se realizaron comprobaciones de todo tipo y estuvo completamente funcional los primeros días del mes de agosto.

Los inicios de la prisión de Alcatraz

La idea del nacimiento de Alcatraz como cárcel o prisión era muy clara desde el principio. El diseño y los distintos sistemas de seguridad estaban diseñados y empleados para retener, vigilar y asegurarse que aquellos presos que constantemente no paraban de causas problemas de todo tipo en otras prisiones de todo tipo no tuvieran ni posibilidad ni intención de seguir haciéndolo, Alcatraz por decirlo de alguna manera era “la prisión para todos aquellos que no tienen posibilidades de rehabilitación”.

El 11 de agosto de 1934 a las 9´40 horas llegaron los primeros reclusos a la prisión. El viaje lo realizaron desde la Penitenciaria que había en Leavenworth (Kansas) en ferrocarril con destino Santa Venetia (California). Una vez allí una fuerte escolta formada por agentes de U.S. Marshals, agentes del FBI y distintos tipos de oficiales de seguridad ferroviaria trasladaron a estos presos condenados esposados a Alcatraz en varones de alta seguridad. De estos primeros presos, 32 provenían del ejército y 14 tenían como origen la Isla McNeil. 11 días más tarde de esa primera llegada de presos llegaron 43 de la Penitenciaría de Atlanta, 10 de la Penitenciaría del Noreste en Lewisburg (Pennsylvania). Los presos continuaron llegando hasta contabilizar 242 presos el día 30 de junio del año siguiente. Ese mismo día del aniversario la Oficina de Prisiones de los Estados Unidos hizo el siguiente comunicado:

«El establecimiento de esta institución no solo proporciona un lugar seguro para la detención del tipo más difícil de criminales, sino también tiene un efecto positivo en la disciplina en nuestras otras penitenciarías. No se ha notificado ninguna perturbación de ningún tipo durante todo el año.»

Un año después se denunció a la empresa Corporation Teletouch por que lo detectores de metales que instalaron se sobrecalentaban y dejaban de funcionar correctamente, en 1937 finalizó su contrato y no fue renovado, la justicia falló a favor de Alcatraz a pagar a Corporation Teletouch a pagar 200 $ por tres nuevos detectores de metales que, en esta ocasión suministró Laboratorios Federales.




Alcatraz funcionaba correctamente en la medida de lo posible hasta el 10 de Enero de 1935, en esa fecha hubo una enorme tormenta que provocó que el edificio de industrias sufriera un deslizamiento debido a un corrimiento de tierras. Alcatraz en ese momento comenzó de nuevo a estar de obras y se comenzó una reforma en la que se construyó una escollera que rodeaba todo el complejo de Alcatraz, se intensificó y mejoró la vigilancia con la construcción de una nueva torre de guardia en la azotea. También se remodelaron los cuarteles y se convirtieron el nueve habitaciones individuales para solteros y once apartamentos para las 52 familias que allí había viviendo en la isla, esas familias incluían 126 mujeres y algunos niños pequeños.

En 1937 otros problemas que hubo con los edificios de industrias y la continuación de los problemas en los servicios públicos en los edificios viejos condujo a realizar una gran reforma a todo el complejo. Esa reforma de Alcatraz también incluía también la incorporación de dos calderas nuevas en el edificio del generador eléctrico, una bomba completamente nueva que se encargaba de la filtración del agua marina, algunas barandillas en las escaleras y unas rejillas en los ventiladores de techo de las celdas preparadas para que las herramientas básicas no pudieran alterar la seguridad de las mismas.




Entre 1939 y 1940 se llevo a cabo una de las más grandes reformas de las que Alcatraz fue víctima, en este caso el coste de algo más de un millón de dólares sirvió para realizar una reurbanización de la isla. Se construyó un nuevo edificio de Industrias que se llamó “Edificio de Nuevas Industrias”, se realizó una exhaustiva y minuciosa revisión del la “Casa del Generador” en la que se decidió cambiar el motor que allí había por un nuevo motor diesel, se creó un nuevo depósito que agua que sirvió para eliminar los problemas que había con el almacenamiento de agua, se construyeron también nuevos bloques de casas para los funcionarios de la prisión, se reparó el muelle y mejoró noblemente su acceso y funcionamiento y la parte que era el Bloque D se transformó completamente en celdas de aislamiento. Todas estas reformas y cambios realizados en la prisión de Alcatraz finalizaron en julio de 1941 con un auténtico júbilo por parte de las autoridades ya que por ejemplo la construcción del nuevo edificio de industrias se convirtió el una inversión generosamente productiva y su dedicación a la fabricaciones de ropa militar, redes de carga y multitud de productos que durante la segunda guerra mundial tenía una enorme demanda. Llama la atención el caso de que en 1945 estos nuevos talleres de Alcatraz habían sido capaces de hacer 60.000 redes de carga, una producción muy por encima de los pronósticos.

La reputación con la que contaba Alcatraz

Alcatraz desde el primer día hizo exhibición de una pésima reputación y una fama nefasta. Desde el primer día que abrió sus puertas la fama de ser una prisión dura y con las reglas más estrictas de todo Estados Unidos le creó un halo de temor a todo aquel que era destinado a ser preso allí. También el hecho de que algunos ex presidiarios de Alcatraz denunciaran abuso de autoridad, brutalidad en los castigos y unas condiciones de vida llamadas por ellos mismos “inhumanas” en las que hubo ocasiones en las que hasta su propia vida estaba en juego no ayudaron a eliminar esa fama sino más bien a aumentar esa paupérrima reputación que Alcatraz tenía.

Alcatraz Prison

Hubo varios presos que durante todos los años que Alcatraz permaneció abierta recurrieron al suicidio, el primero de ellos fue Ed Wutke. Llama la atención otros casos como el de Rufe Persful que cogió un hacha de un camión de bomberos y se cortó todos los dedos de una de sus manos, pidiéndole inmediatamente después a un compañero de celda que le hiciera lo mismo en la otra mano.

Alcatraz no pasó desapercibido para los escritores de la época, uno de estos escritores definió a la prisión como “… el gran bote de basura de la bahía de San Francisco, en el cual todas las demás prisiones federales depositaban sus manzanas más podridas…”

En 1939 fue nombrado Frank Murphy como nuevo Ministro de Justicia de los Estados Unidos de América, en sus primeros días en el cargo no dudo en lanzar un dardo envenenado contra la prisión diciendo “Toda la institución de Alcatraz es conductora de la psicología que desarrolla siniestra y ambiciosa actitud entre los presos”.




La fama Alcatraz no fue ni mucho menos a mejor… y para completar esa mala reputación se enviaron a los delincuentes más peligrosos de toda América. En diciembre de 1940 Henri Young, contribuye a aumentar esa pésima fama asesinando a su compañero de celda Rufus McCain cuando este intentaba huir corriendo desde la fábrica de muebles hasta la sastrería, Rufus Mccain fue apuñalado violentamente y después de esa puñalada consiguió aguantar cinco horas con vida hasta que falleció. Henri Young fue una persona conflictiva desde el principio de su vida, fue declarado culpable de asesinato en 1933, fue capturado en un intento de fuga que realizó junto con otro famoso delincuente, Doc Barker, este villano en el mismo intento de fuga fue disparado en la cabeza, A raíz de este intento de escape Henri Young pasó nada mas y nada menos que 22 meses recluido en una celda de confinamiento, y de extraña manera tuvo acceso tras su salida a trabajar en la fábrica de muebles, muy rato este detalle pues sólo tenían derecho a trabajar aquellos presos cuyo comportamiento era optimo. Tras el asesinato en prisión de Rufus Mccain fue declarado culpable de asesinato en primer grado en primera instancia, pero tras la apelación de los abogados de la defensa en la que se argumenta que Henri Young no había podido ser el asesino de Rufus McCain y que había sido víctima de un castigo muy cruel previo a el sufrimiento al que fue sometido por los guardias de la prisión… en este caso el juez estimó que fue homicidio involuntario y la sentencia que traía de sus delitos anteriores solamente aumento en dos años.

Entre ellos llegó en 1942 y permaneció durante 17 años Robert Stroud, más conocido como “el hombre pájaro de Alcatraz”, quien encontró consuelo a su aislamiento criando y vendiendo pájaros. Realizó estudios de canaricultura y sus trabajos quedaron reflejados en un libro y posteriormente en una película de 1962 protagonizada por Burt Lancaster titulada “El hombre de Alcatraz”. Aunque su fama y la mayor parte de sus estudios de canaricultura fueron llevados en Alcatraz las comenzó a desarrollar en la penitenciaría de Leavenworth.

A pesar de estos incidentes hay que recalcar un detalle sobre Alcatraz y su fama. Existen datos que se contrarían contra esta mala reputación de forma muy notable, es cierto que algunos ex presidiarios llamaban a Alcatraz como “Hellcatraz” por los horribles acontecimientos que allí ocurrían pero muchos otros hablaban de que la vida en Alcatraz era de una condición mucho mejor que en otra prisiones federales, haciendo especial hincapié en lo que se trataba en base a la comida que hablaban que era mucho mejor que otras prisiones en las que habían estado, hasta el punto de que un gran número de presos se ofrecían voluntarios para cumplir su condena en la prisión de Alcatraz.

Los últimos años de Alcatraz como prisión

La década de 1950 trajo una serie de cambios muy importantes de las cuales los mayores beneficiados fueron los presos. Poco a poco los presos de Alcatraz fueron ganando privilegios y poco a poco pudieron ser películas de cine los fines de semana, cursos de pintura, tocar instrumentos musicales, escuchar la radio,… y el código de la prisión también se volvió menos rígido y por ejemplo cuando todos los presos volvía a sus celdas podían hablar en voz baja.




Pero a pesar de estas nuevas normas que levantaban el duro yugo al que los presos estaban sometidos la fama por la que Alcatraz era conocida seguía siendo muy impopular. En esta ocasión por, además de seguir siendo la más estricta y extrema, por ser de largo por la prisión más cara de todo Estados Unidos. En 1952 James V. Benett creó una llamada de atención que hablaba de que convenía económicamente crear una prisión que estuviera más centralizada y cerrar definitivamente Alcatraz. Este informe fue apoyado por otro realizado en 1959 que hablaba de cifras exactas, en este nuevo estudio destaca que el coste diario de cada uno de los presos en Alcatraz era de 10$, cuando el resto de prisiones de Estados Unidos el coste era de 3$ diarios por presidiario. Este informe se apoyaba también sobre el estado que Alcatraz tenía en ese mismo momento, estaba gravemente dañada en toda su estructura debido a la alta exposición que en cada momento tiene a la sal y al agua. El presupuesto estimado para la reparación de todos esos daños estructurales que el viento, el agua y la sal había provocado era de 5 millones de dólares y simplemente servían para cubrir los gastos del problema, ni un solo dólar para implantar ninguna mejora.

Aun a pesar de los desfavorables informes en cuanto a la reparación de Alcatraz se decidió comenzar las obras de reparación. Fue en el año 1958 y continuaron de forma ininterrumpida hasta 1961 donde los ingenieros encargados de proyectar esa reestruración de reforma dieron a Alcatraz como una inversión sin futuro, y fue cuando Robert F. Kennedy preparó y presento los planes que desembocarían en la constricción de una nueva institución de máxima seguridad en Marion (Illinois) con el nombre de “Penitenciaría de los Estados Unidos de Marion”.

En 1962 tuvo lugar una fuga, a raíz de esta fuga se realizaron investigaciones sobre el estado de los muros y la seguridad que estos podrían tener. Se determinó su cierre que tuvo lugar el 21 de marzo de 1963. Ese mismo día las palabras que la Agencia de Prisiones dejó para la historia acerca de Alcatraz fueron las siguientes.

“La institución cumplió con un importante propósito tomando en cuenta la tensión de las más grandes y viejas instituciones en las islas de Atlanta, Leavenworth y McNeil, ya que nos permitió movernos a la institución más pequeña, cuidadosamente resguardada para los artistas del escape, los mafiosos del gran tiempo, y aquellos que necesitaban protección de otros grupos”.

Hoy los años desde su fundación han pasado, Alcatraz ha sido reformada y reconvertida a un museo, un museo con mucho éxito ya que es visitada por al menos un millón y medio de personas cada año. Cada uno de los visitantes que llegan a Alcatraz lo hacen a través de barco al viejo puerto de la isla, hacen un recorrido por toda la isla incluyendo las celdas donde los presos eran enjaulados. Para finalizar se les ofrece un espectáculo sonoro con distintos relatos de expresos y de algunos de los guardias que allí trabajaban.




Todo lo que hoy rodea a Alcatraz está perseguido por un a lo de misterio en algunas ocasiones realmente escalofriante. Está protegido todo el complejo de Alcatraz por el “National Park Service” y la “National Register of Historic Places”.

Los daños por la erosión nunca han dejado de sufrirse pero durante los últimos años no paran de realizarse trabajos de mantenimiento y de restauración para que siempre esté en el mejor estado que las condiciones climatológicas de la zona permitan.

Algunos intentos de fuga en Alcatraz

Alcatraz era el destino de los presos más peligrosos y habilidosos en huidas de todo Estados Unidos, los guardias que allí trabajaban cuentan que todos y cada uno de los presos cuando llegaban a Alcatraz su pensamiento era de como se podía escapar de allí. Durante los 29 años que Alcatraz estuvo en funcionamiento se presume que ninguno de los 36 prisioneros que participaron en 14 fugar consiguió huir. 23 hombres fueron capturados en su intento de fuga (dos de ellos lo intentaron dos veces), 6 fueron disparados y como resultado muertos en su intento, 2 consiguieron llegar al muelle pero murieron ahogados y arrastrados por la corriente ya que el mismo día de la fuga había una fuerte tormenta y 5 presuntamente murieron ahogados pero nunca descubrieron sus cuerpos.

La primera vez que se intentó una fuga en Alcatraz el autor fue Joseph Bowers el 27 de abril de 1936. Estaba trabajando en las labores de quema de basura en el incinerador y en un despiste de los guardias fue descubierto intentando escalar una valla de alambre al borde de la isla, el funcionario de prisiones que le descubrió le ordenó que bajara y desistiera en su intento de fuga. Joseph Bowers hizo caso omiso a esas órdenes y continuó en su fuga, fue entonces cuando el agente le disparó y cayó al suelo desde más de 15 metros, murió poco después a causa de los disparos y la fuerte caída.

Otro intento de fuga y que en teoría rompió la reputación de Alcatraz como prisión de la que no se podía escapar fue a cargo de Theodore Cole y Ralph Roe el 16 de diciembre de 1937. Este intento fue en el momento que estaban trabajando en un taller de los que había en Alcatraz. Cortaron los barrotes de las ventanas y se lanzaron al agua de la bahía para poder escapar. Ese mismo día hubo durante todo el día una gran tormenta y las aguas y el tiempo era muy turbulento. Nunca jamás se volvió a saber de ellos y se les declaró muertos por ahogamiento por las autoridades. Se piensa que sus cuerpos fueron arrastrados dentro del mar y por ese motivo no encontraros sus cadáveres.

La batalla de Alcatraz

El 2 de abril de 1946 los presos  Bernard CoyJoseph CretzerSam ShockleyClarence Carnes, Marvin Hubbard y Miran Thompson realizaron un intento de fuga que acabó en la llamada “Batalla de Alcatraz”.

Los hechos comenzaron cuando los 6 presos tomaron a la fuerza el control de la prisión y accedieron a la habitación donde estaban las armas para posteriormente escapar en un bote desde el muelle. En su intento de hacerse con las llaves de la puerta exterior de Alcatraz fallaron y en ese momento en vez de rendirse decidieron comenzar a luchar, para ello capturaro