Misterios de Alcatraz


alcatraz web

La prisión de Alcatraz contiene misterios sin resolver que en algunas ocasiones se les atribuyen a acontecimientos paranormales. Concebida en un enclave inusual la prisión era una verdadera fortaleza en roca, rodeada de agua por toda la isla sirvió como referente para contar con un nivel de seguridad que ni había ni ha vuelto a implantarse. Tras su clausura se olvidó en el tiempo y décadas después han acudido investigadores de fenomenología paranormal han acudido para intentar resolver esos acontecimientos sin explicación que allí todavía acontecen.

Al parecer la prisión no quedo vacía tras su cierra ya que cuenta la leyenda y el misterio que allí quedaron alojadas las almas de todos aquellos que en esa prisión murieron y quedaron atrapadas en la oscuridad y sus celdas. Su historia, su pasado y su presente son igual de oscuros según marcan esas leyendas.




Celda de castigo 14D

De los cuatro bloques de Alcatraz el más peligroso era el bloque D, además es allí donde se encontraban las celdas y de castigo los temidos “agujeros”, estos se trataban de unas celdas de aislamiento, en concreto la celda 14D es de la que varios guardias hablan de la extrañeza que ese lugar tiene, sus declaraciones dicen

“…hay un sentimiento de gran intensidad cuando estás alrededor de esa celda, ese sentimiento pasa a ser de opresión cuando tan sólo pasas unos pocos minutos dentro…”

“… siempre está fría esa celda y siempre tiene varios grados menos de temperatura que las otras tres celdas existentes a su lado. Siempre que quieres entrar necesitas por lo menos una chaqueta…”

Para terminar de crear un misterio alrededor de esta celda estos guardias también relatan los hechos aterradores que una noche allí, en la celda de castigo 14D de Alcatraz, ocurrieron y aun no se han explicado. Este es el testimonio del guardia de prisiones que ese día estaba allí.

“… era el año 1940, nos enviaron un recluso para encerrarlo en la celda de castigo 14D, el preso fue encerrado y tan sólo unos segundos después el preso comenzó a gritar muy asustado y afirmando que dentro de esa misma celda había una criatura de brillantes ojos…”




Cuenta el guardia que por aquel entonces las historias de fantasmas en las celdas de castigo era otro más de las tretas y bromas que los guardias contaban a los presos e hicieron caso omiso a sus gritos.

“… fui un par de veces a observar al preso, pues no para de gritar que estaba siendo atacado por algo, pero cuando me asomaba solo veía al preso asustado y gritando…. no vi nada más en esa celda 14D… se hizo tarde y el preso no paraba de gritar hasta que bien entrada la madrugada se hizo el silencio.”

Se hicieron las 6 de la mañana, esa era la hora el que los presos salían de sus celdas, cuando el guardia oportuno se cercioró que no salía nadie de esa celda se acercó haber que ocurría, entonces fue cuando encontraron al preso muerto y con varios signos de violencia en su cuerpo. El primero de ellos era la expresión de sus rostros, reflejaba un horror terrible, el segundo de ellos y más extraño es la existencia de marcas de unas manos alrededor de su garganta como si hubiera sido asesinado estrangulado.

“… lo más extraño fue que tras encontrar fallecido a este preso los demás volvieron a ser encerrados hasta aclarar lo ocurrido, cuando su cadáver fue trasladado se les volvió a sacar y se procedió al recuento… el número de presos era el mismo que los que la noche anterior había sido encerrados, debería faltar uno que acabamos de sacar de la celda muerto pensé yo, sin embargo las cuentas cuadraban…”

Se cuenta que tras observar uno a uno a todos los presos uno de los que allí había era el preso fallecido, pero esta figura desapareció bruscamente ante la mirada de los agentes y el resto de presos.




JIMMY CLARK, LA psicosis DE AL CAPONE

Al Capone fue seguramente el preso más conocido que estuvo recluido en la prisión de Alcatraz, y la presencia de Alcatraz en la vida de Al Capone tiene también un matiz que hace que siempre se quedó con el. Su estancia allí fue bastante agitada, a pesar de que Al Capone hizo uso de contactos para disfrutar de ciertas comodidades las cuales el resto de presos estaban muy lejos de alcanzar. Al Capone entro siendo un “tipo duro”, de hecho era el gánster más peligroso de los existentes en aquel momento. Antes de entrar poseía casas de juego, destilerías, clubs nocturnos y hasta hipódromos, todo conseguido con los beneficios a través de asesinatos, robos, extorsión,… Al Capone comenzó su calvario en Alcatraz cuando un tal “Jimmy” le comenzó a acosar constantemente mediante gritos por las noches. Allí no había ningún recluso ni llamado Jimmy ni ningún otro que gritara por las noches.

Cuenta esta parte de la leyenda negra de Alcatraz que podría tratarse del fantasma de Jimmy Clark, una de las personas que Al Capone mató en la famosa “Matanza del día de San Valentín” que el mismo llevó a cabo.

Con el paso de los días, semanas y meses Al Capone transformó ese carácter de hombre duro en algo más parecido a un llorón asustado. Lo cierto de toda esta leyenda sobre la estancia de Al Capone en Alcatraz es que cuando el famoso gánster abandonó la prisión nunca jamás volvió a ser el tipo duro que un día fue.

Al Capone, consumido por el terror, llegó a contratar a Alice Brit, una famosa medium para conseguir librarse de esa persecución pero el intento quedó tan sólo en eso… un intento. Al Capone vivió el resto de su vida consumido por el terror que la persecución de “Jimmy” le hizo hasta el final de sus días.

Existe otra versión más científica acerca de esta persecución, la enfermedad mental que Al Capone tenía, contrajo la sífilis en su juventud y su estancia en Alcatraz no sirvió más que para empeorar notablemente esa situación, empeorando especialmente su estado mental. Eso le llevo a la locura y esa locura acabó por hacer que el que fue el gánster más peligroso no fuera más que un demente. Al Capone se convirtió cuando salió de prisión en un hombre atormentado por la culpa de sus crímenes y tras esa demencia, pocos años después falleció de un ataque al corazón en 1947.





Suicidios en alcatraz

El primer preso que prefirió quitarse la vida a aguantar las condiciones que tenía en su condena fue Edward Gutke, otros le siguieron más adelante como Rufe Persful el cual robó de un camión de bomberos un hacha con la que se amputó los dedos de una mano y tras ello pidió a otro recluso que había a su lado que le cortara los de la otra mano. John Bates fue encontrado en la zona de calderas donde trabajaba. Multitud de denuncias de familiares contaban las barbaries que allí pasaban los reclusos y así darlas a conocer, tanto físicas como psicológicas.

Encuentros tenebrosos de alcatraz

El Faro: El primer fenómeno tiene lugar en el faro de vigilancia de Alcatraz, este faro fue construido en 1854 y derruido en el terrible terremoto que asoló San Francisco en 1906 después de que resultara seriamente dañado. Cuentan algunos que este faro aparece algunas noches de niebla acompañado de un misterioso silbido, este faro también cuando aparece le acompaña una luz verde que lanza destellos. Fenómeno casual que según los que lo han podido ver es una visión que tan sólo dura unos segundos.

El Cuarto del Lavadero: Está ubicado en la parte más temida de todo Alcatraz, el bloque C, cuenta la historia que un hombre que era conocido como “El Carnicero” fue asesinado brutalmente allí. Desde entonces hasta hoy en día los vigilantes cuentan que en ocasiones aparece un olor muy fuerte a humo, como si estuviera el cuarto en llamas. Los vigilantes ahogados por ese humo salen del cuarto para volver unos minutos después sin encontrar ni humo ni nada quedado ni en llamas.

Pasillos del Bloque de celdas D: Por cualquier preso es la zona más temida de toda la isla, tiene 42 celdas en las que dentro de cada una el recluso perdía ciertos derechos como por ejemplo la privación de todo tipo de luz, la ausencia de los colchones durante todo el día, la prohibición del aseo personal, la prohibición de tener libros de lectura… Hay una historia que relatan aquellos que la han presenciado en la que se ve un hombre vestido con el traje de la prisión que camina de forma fantasmal por el vestíbulo que rodea este bloque de celdas. Cuando este ser se aparece cuentan algunos psíquicos que la temperatura de este pasillo de celdas baja unos 20 grados en cuestión de segundos para volver a su temperatura normal cuando el hombre desaparece.

Robert Franklin Stroud, “el hombre Pájaro”: Este hombre pasó más de la mitad de su vida en distintas cárceles de todo el país. Tenía un currículum de lo más impresionante que iba desde atracos, robos con fuerza, asesinatos con matices salvajes,… con esta lista de delitos a sus espaldas fue trasladado a Alcatraz. Stroud tenía desde unos pocos años antes de su traslado a Alcatraz el hobbie de criar canarios, es conocido como el hombre pájaro por ello. Cuentan algunos vigilantes que en la celda donde estuvo encerrado se aparece junto con el canto de algunos pájaros de forma fantasmal.

El Hospital de Alcatraz: En 1955 el preso Jeff Taylor llegó a llegó a la zona del hospital de la prisión, este hospital era una de las zonas más frecuentadas por los presos. Jeff Taylor tenía permiso para que le fuera extraída una muela en la que tenía mucho dolor. Durante la intervención para la extracción todo fue perfectamente, pero tras acabar la intervención el preso robó en un descuido un bisturí y a la salida de la enfermería le asestó nueve puñaladas a un guardia antes de que Jeff fuera abatido a tiros por otros dos. Taylor mientras agonizaba y estaba a punto de morir se le escuchaba repetir una y otra vez “… he acabado con el demonio…”.

La lista de muertes en el hospital de Alcatraz no termina con Jeff Taylor y el guardia al que asesinó, en 1958 llevaron a un preso de forma urgente porque se había aplastado un brazo en la carpintería de la prisión de Alcatraz. Una vez llegó le administraron anestesia en la zona para intervenir el brazo herido, pero en ese momento ocurrió un acto cuanto menos misterioso, mientras permanecía anestesiado a la espera del quirófano se levanto de pronto rompiendo con su propia fuerza los cinturones que le ataban a la camilla, se acercó a una bandeja de material quirúrgico y cogió unas tijeras con las que mató de una puñalada en el corazón a un médico matándolo de inmediato al grito de “… bastardo demonio…” Otro guardia lo redijo y le puso las esposas, cuando despertó de esa anestesia dijo no recordar absolutamente nada de lo ocurrido y unos pocos meses después se quitó la vida.

Otras muertes ocurrieron el Alcatraz de distinta naturaleza y en especial en el hospital, estas muertes no has transcendido demasiado, hubo casos de envenenamiento, varias muertes por neumonía causada por la mala práctica de la hidroterapia, no la hidroterapia tal y como se conoce hoy en día, se trata de empaparlos completamente con una manguera y agua a presión,… el hospital es una de las zonas más activas hoy en día para los investigadores de lo paranormal.

El depósito de cadáveres: Prácticamente todos los fallecidos pasaron por las cámaras mortuorias que había en el hospital antes de ser enviados al muelle para su traslado a San Francisco, en la actualidad son muchos los testimonios de los vigilantes que aseguran escuchar voces y gritos que provienen tanto del hospital como de esta cámaras mortuorias.

Testimonios de experiencias paranormales: Son innumerables los testimonios de algunos de los vigilantes que escuchan disparos, ruido de cadenas, gritos de socorro, o voces que proceden de algunas estancias en particular como el famoso bloque D, de algunas de sus celdas y del hospital. Algunos guías por ejemplo rehúsan entrar a sitios como la famosa celda 14D, los famosos agujeros,…. aseguran incluso que la temperatura es bastante menor que en las celdas colindantes e que incluso al entrar hay una enorme sensación de ahogo. Quizás si que Alcatraz sea la residencia del mal.

INVESTIGACIONES DE FENÓMENOS PARANORMALES REALIZADOS EN LA PRISIÓN DE ALCATRAZ

En el año 2006 un equipo de investigadores técnicos de especialidades de todo tipo (de laboratorio, audio, sensitivos,…) visitaron la isla de Alcatraz y las zonas que creían más sensibles como el bloque D  y el hospital con los dispositivos más avanzados en el estudio de aptitudes paranormales que no tienen explicación. Se apoyaron en la opinión de lo sensitivo para grabar más de seis horas de audio y de video, así como la grabación de imágenes con cámara infrarroja y un aparato de ultimísima generación como el ovilus que se encarga de transformar energía que hay en un lugar y transformarla en palabras o también el llamado paranormal Puck que a través de el se escribe la pregunta en un ordenador y este responde desde el más allá a través de ese dispositivo.

Destacaron los brutales cambios de temperatura registrados, pues en menos de un minuto en algunas zonas se registró un descenso de temperatura de 8 grados, en la celda 14D coincidieron todos los que allí estaban presentes en que sufrieron todos una presión muy fuerte que le obligaba a respirar con dificultad, además de en algunos momentos un olor a podrido muy fuerte les sorprendió. Uno de los investigadores captó con la cámara de infrarrojos en la celda 14D una forma que desprendía una temperatura gélida reflejando un tono azul muy intenso de manera repentina en una pared.

En el hospital también se realizó una investigación, en algunas de las estancias la vidente Clara Baron afirmó sentir pinchazos en la espalda como si se tratara de unas puñaladas, esta sensación le causó un desmayo.

En la sala de hidroterapia se registraron varios fenómenos de voz, entre los cuales se descubrieron unas voces desgarradoras que tras su estudio y análisis confirmó que no se trataban de voces humanas.

Se instalaron una pájaros con unos sensores de luz y movimiento en la celda que ocupó el famoso “pajarero de Alcatraz”. En dos ocasiones a preguntas de Sharon y Ann Lion los pájaros detectores en otra punta de la celda comenzaron a cantar y agitar sus alas debido a que detectaron algún movimiento.

El fantasma más reciente capturado en Alcatraz fue en una visita turística, un matrimonio formado por Sheila Sillery.Walsh y Paul Rice que visitaban la prisión. La mujer con su iPhone disparó una fotografía a la ventana de una celda cuando en una de ellas apareció una mujer vestida con ropas de principios del siglo pasado, miró a la ventana y no vio nada, disparó otra fotografía y en este caso no apareció imagen de nadie. Paul explicó que se trataba de un reflejo de su mujer en un principio pero tras examinar la foto se dio cuenta que nada tenía que ver con su mujer, el pelo lo llevaba recogido, la ropa que llevaba era como de 1930 o 1940. Además el fantasma parece mirar directamente a la cámara.

También hay registros sobre un guardia que se encontraba realizando su ronda por el exterior de la prisión descubrió una sombra oscura y alargada que se acercaba sobre él durante unos segundos.